viernes, 13 de mayo de 2011

Eduardo Galeano - Huesped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires


noticias
Eduardo Galeano
Huésped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires
El escritor y periodista Eduardo Galeano fue declarado hoy como Huésped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires, en reconocimiento a "uno de los intelectuales más relevantes de nuestro tiempo", según una resolución de la Legislatura porteña merced a una propuesta del diputado Juan Cabandié.



"Creemos que la intensa y singular relación que Galeano mantuvo con nuestra Ciudad durante su exilio y que continúa hasta el día de hoy, ameritaría otorgarle la distinción de Ciudadano Ilustre, pero atendiendo a la imposibilidad de ello, estamos convencidos de la necesidad de distinguirlo como Huésped de Honor", precisó el legislador en su propuesta. En ese marco, destaca la voluntad de "concederle un merecido reconocimiento a uno de los intelectuales más relevantes de nuestro tiempo".
Galeano nació en el seno de una familia montevideana de clase media alta el 3 de septiembre de 1940. En su juventud trabajó como obrero, pintor, mensajero y mecanógrafo, y a los 14 años vendió su primera caricatura política al semanario El Sol, del Partido Socialista uruguayo.
Fue justamente en este semanario donde inició su actividad periodística publicando dibujos y caricaturas con el seudónimo de Gius. En los inicios de la década de 1960 fue editor de la revista Marcha -una influyente publicación política y literaria que contó entre sus colaboradores a figuras como Mario Benedetti, Manuel Maldonado Denis, Roberto Fernández Retamar y Mario Vargas Llosa, entre otros- y dirigió el diario Época.
En esos años produjo sus primeros escritos políticos, entre los que se destacan China: Crónica de un desafío (1964) y Guatemala, un país ocupado (1967), textos que reflejan una escritura urgente y de denuncia desde una mirada siempre situada en la primera línea de los hechos.
En 1971 publicó Las venas abiertas de América Latina, su obra de mayor repercusión, donde condena la opresión de Latinoamérica y sumerge al lector en la realidad más amarga y endémica de nuestro continente.
Este libro fue traducido a dieciocho idiomas y recibió elogios en todo el mundo. El escritor alemán Heinrich Böll, Premio Nobel de Literatura 1972, llegó a decir a propósito de él que pocas obras en los últimos años lo habían conmovido tanto.
Ya de regreso en su país continuó su actividad periodística, hasta que el 27 de junio de 1973 el golpe de Estado lo encarceló y lo obligó a abandonar su país.
Se exilió entonces en Buenos Aires, donde acrecentó su actividad periodística y política, y participó de la fundación de una de las publicaciones más importantes y prestigiosas de la década: la revista Crisis, que cubrió, con mirada crítica, los principales sucesos literarios y políticos del momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada