miércoles, 1 de abril de 2015

BUENOS MUCHACHOS




DIEGO GUALDA
Sudamericana
380 paginas.



Todos conocemos a Jorge Rial y a Luis Ventura. Dos periodistas de gran trayectoria en el mundo del periodismo del espectáculo.
Han trabajado en varios medios y han saltado a la popularidad a través de la televisión.
Rial junto a Lucho Aviles, y Ventura, si bien trabajo en otros programas de televisión de espectáculos, su popularidad la alcanza trabajando en Intrusos. Programa insigne de América 2 que lleva 15 años en el aire.
De Rial conocemos su trabajo como conductor pero desde hace varios años su vida privada trascendió la pantalla. Primero con la adopción de sus hijas, hecho significativo y valioso de su vida, donde se  mostró como un padre perfecto pendiente de esas dos niñas. Algunos años después su vida privada salio a los medios tras un divorcio conflictivo y violento. Y luego su nuevo romance con una joven vedette.
Ventura, con un perfil un poco más bajo, se hace conocido por el archivo que dice poseer sobre los famosos y los interesados en ser famosos. Archivo que podría hacer temblar a cualquier organización de espionaje. Se convirtió en compañero, amigo y casi hermano de Rial, trabajando juntos en el envió diario de “Intrusos”. Paso por el teatro sin ser actor, algo que también probo Rial, y el año pasado, luego de un romance clandestino, fue alejado del programa televisivo por algunos dichos incorrectos que dañaron la imagen , parece, de los participantes del programa y podría dañar la moral del canal.
Hasta acá, es un resumen de lo que todos conocemos. Lo que vemos a través de la pantalla, leemos en las revistas especializadas,  y los rumores, no siempre creíbles, que llegan a todos los oídos.
Sin embargo, BUENOS MUCHACHOS, si bien nos cuenta parte de esta historia, profundiza mucho más en la vida de cada uno de ellos.
Diego Gualda, realizo un trabajo de investigación, muy interesante por cierto, donde relata los comienzos de cada uno de estos dos periodistas.
Nos habla de un Jorge Rial con una infancia casi solitaria, padres trabajadores, donde a veces comer se hacia muy difícil. Sus esfuerzos por progresar. Su matrimonio. Su noviazgo actual. Sus hijas. Pero también nos cuenta la otra cara de Rial. El poderoso, o al menos algunos así lo creen, el que tiene llegada a directores de medios, políticos que le permiten mover cierto hilos que no estarían al alcance de cualquier, ni siquiera de otros colegas que podrían estar en su misma posición.
Sobre Luis Ventura, también nos cuenta su infancia. Nacido en familia de periodistas, su formación universitaria aunque se aleja de una carrera para afianzarse  en  el periodismo.  Su infancia en una familia sin conflictos. Un matrimonio fallido. Su matrimonio actual, aunque ahora este casi separado. Sus hijos. Estela Montes, su mujer, la que lo acompaño en los momentos más difíciles. Pero también nos cuenta sobre un Ventura que sabe como meter miedo, o al menos desconfianza, en su interlocutor. Ese archivo que tiene en su casa, no solo gráfico, sino también videos, y de esos prohibidos, que tanto le gusta promocionar.
Diego Gualda ofrece un excelente trabajo  para el espectador curioso por conocer más sobre estos dos personajes que cada tarde  entran a la casa del televidente sin pedir permiso y se instalan con esa desfachatez que solo algunos pueden tener.
                                                                    Nilda Gallegos Nelson

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada