miércoles, 1 de mayo de 2013

LA TABLA ESMERALDA


Carla Montero
743 paginas
Sudamericana

La Segunda Guerra Mundial ha dejado un sinfín de historias y relatos donde se cuentan diferentes miradas sobre una misma época.
En este caso las historias se narran en paralelo, casi como tocándose a la distancia.
Todo comienza en el año 1492 cuando un cuadro de la época de los Médicis acredita dar poderes a quien lo posea.
El cuadro es EL Astrólogo, pintura que es requerida por muchos cercanos al poder.
Durante la Segunda Guerra Mundial, Goebbels era un amante del arte y retenía los cuadros que hasta ese momento pertenecían a los judíos. Y cuidaba de esos cuadros para Hitler.
Tenía como ejecutor al comandante de las SS, Georg von Bergheim, quien era el encargado de conseguir aquellos cuadros que el nazismo quería en sus colecciones privadas.
En esta búsqueda von Bergheim se cruza con el cuadro y con la familia que lo posee, los Bauer. Pero luego de detenerlos, el cuadro no esta entre sus posesiones.
A partir de ese momento comenzará a buscar a la descendiente directa de los Bauer de quien sospecha que se esconde en algún lugar de Alemania. Esta búsqueda lo llevará a plantearse cierta posición entre s vida  y su puesto en las SS:
En la actualidad, Konrad, un millonario alemán, le pide a su novia, Ana, que busque  El Astrólogo, un cuadro de Giorgione del S. XV.
Ana, historiadora del Museo del Prado, acepta este desafío y la primera pista que tiene del cuadro esta en París.
Y es en ese viaje donde irá descubriendo la historia del cuadro, de los Bauer, y de poder que tiene El Astrólogo. Y donde cambiará su vida para siempre.
La novela no solo nos lleva al pasado más doloroso de la humanidad, como fue la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, sino que nos lleva a releer sobre  la Filosofía Hermética, ya que el cuadro esta relacionado con Hermes Trimegisto , quien escribe sobre esto en su libro el Kybalion.
Un viaje al pasado, al arte y a la filosofía  de la mano de Carla Montero, que atrapa desde sus primeras páginas.

                                                                  Nilda Gallegos Nelson

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada