jueves, 25 de julio de 2013

EL HOMBRE QUE DIJO ADIOS


Anne Tyler
224 paginas
Ed. Lumen


Aaron puede parecer igual al resto de los hombres pero tiene algo diferente. Dorothy es parte de esa diferencia.
Aaron y Dorothy se casaron un par de años antes de contar esta historia.
Se amaban. En realidad él se enamoro de ella en cuanto la conoció. Así, a simple vista.
Y parecía como que ella no hubiera notado su presencia.
Con la excusa de escribir un libro para la editorial que dirige,  se acerco a ella para recabar información sobre temas médicos.
Con invitaciones a cenar, charlas, una salida al cine, la fue conquistando. Un tiempo después se casaron.
Vivieron felices, muy felices. Cumpliendo con los ritos familiares, nada más que eso. El mundo eran ellos dos.
Aaron decía que “la esposa es la persona a la que quieres contarle todo”. Y eso era Dorothy para él, la persona a la que se le cuenta todo.
Un día Dorothy tiene un accidente y muere a los pocos días. Aaron se siente perdido, vacío.
Se va a vivir con su hermana, aunque sabe que la convivencia no será sencilla, pero tienen que realizar arreglos en su casa y no tiene otra opción.
Durante semanas deambula por la vida, tratando de encontrar un sentido a su futuro.
Varias semanas después ve a Dorothy parada en la vereda de enfrente. Cree que es un sueño, pero no, es Dorothy. Cuando quiere alcanzarla ella ya no esta.
Pocos días después vuelve a verla en otro lugar, pero también ella vuelve a desaparecer. Hasta que Dorothy parece perder el miedo a volver del otro lado y se acerca a Aaron para acompañarlo en algunos momentos de su vida.
Aaron no entiende que sucede, porque solo el puede verla. Pero logra comunicarse con ella, tener conversaciones, como esas que tenían antes que ella muriera.
Intenta preguntarle a sus amigos sobre los muertos que regresan pero nadie comprende que es lo que quiere preguntar.
Entonces cree que es una visión ocasionada por ese amor que siente por Dorothy, por lo mucho que la extraña.
Pero un día, conversando con ella, es Dorothy quien le cuenta algo que solo ella sabia y es en esa charla donde Dorothy le demuestra todo el amor que sentía por él.
Dorothy es real?, Es solo su imaginación? Realmente regreso del otro lado para decirle cuanto lo amaba?
Aaron nos lleva por su vida tomados de su mano, contándonos cada paso, cada sensación, cada emoción. Todo  a su alrededor esta pleno de amor, pero solo estando a su lado podremos verlo.
Merece nuestro tiempo para acercarnos a esta exquisita novela que nos narra una historia de amor plena, tierna, lucida, cálida.
Al finalizar, nos dejara el corazón henchido de caricias y sabiendo que todos podemos vivir la mejor historia de amor.
Pero como dice Aaron, hay que estar atentos a nuestros seres queridos mientras están vivos, siempre tendrán algo para decirnos.



                                                             Nilda Gallegos Nelson

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada